viernes, 16 de octubre de 2009

POR TIERRAS DE SANABRIA


Os invito a que os deis un vuelo por las tierras fértiles de Sanabria, regada por varios ríos, Tera, Negro… cubierta de bosques, lagos.

Un enclave frío, uno de los últimos glaciales dejó huella por estos parajes, formando el lago, el más grande de la península.




video



En otoño se ven numerosas huellas de ciervos, corzos... y un reguero de avellanas, castañas, bellotas, se van ligando... y vas siguiendo los rastros, pensando ¿Qué sorpresa encontraré en el siguiente recoveco? los mismo me encuentro con alguien de mi gremio...






Esta comarca, en tiempo casi inaccesible, situada al noroeste de Zamora, limita con Orense y Portugal (direte: vas escuchando la radio y se cambia la emisora ¡A la del país vecino!) Su aislamiento la ha hecho fomentar, a lo largo de los años, canciones, bailes... costumbres trasmitidas de padres a hijos, generación tras generación.

Se hace curioso encontrar en Puebla de Sanabria un museo de “gigantes y cabezudos”, y es que son tradición, se celebra desde tiempos ancestrales una fiesta típica donde desfilan tan pintorescos personajes.





Su orografía la ha hecho valedora de múltiples creencias populares; su situación, la dispersión, las características naturales, invitan a que la imaginación popular se agudice, existiendo múltiples alegorías en la zona: meigas y lobos conviven en el corazón del bosque, escuchando como tambor el estruendo de la cascada de Sotillo. El conjuro de la naturaleza se mezcla con la fantasía ¡La chispa de la ilusión humana!

La más popular leyenda es la del Lago de Sanabria y el origen del mismo:





“Se cuenta que donde está el lago, hace muchas, muchas lunas, existía una aldea, fértil, rica, próspera, llamada “Valverde de Lucerna”. Los pobladores de esta villa tenían todo lo material que la vida les podía ofrecer, vivían... ¡Cómo Dios! Pero eran pobres de corazón, egoístas, carecían de bondad.

Un 24 de junio, pasó un peregrino, que pidió cobijo y comida, y todas las puertas se le cerraron: “Eres un peregrino sigue tú camino”.

Sólo unas mujeres, que cocían pan en el horno del pueblo, se apiadaron de él, guareciéndolo del frío y ofreciéndole pan. Cuando el hombre entró, la masa que había en el horno creció tanto, que el pan se salió del mismo.

Cuando el peregrino abandonó el pueblo, en castigo a la falta de caridad de sus pobladores, clavo su bastón diciendo:

“Aquí clavo mi bastón
aquí salga un gargallón
aquí cavo mi ferrete
que salga un gargallete."

Y empezó a brotar agua, quedando toda la aldea anegada, solo se salvó el horno de pan, que se dice, que es una pequeña isla que hay en el lago.

También, se comenta, que una de las campanas de la iglesia fue rescatada por los bueyes, y otra, permanece sumergida en el agua, y el día 24 de junio, las personas que se encuentran cerca de buen corazón, la puede oír como repica alegre bajo el lago”

¡Cómo me gustan las leyendas! Y esta tiene con gran moraleja.


Historias de feudos, San Martín de Castañeda tenía todos los derechos de pesca en el lago, un pueblo regado y creado alrededor de un monasterio, románico, data del siglo XII ¡Una joya! Que, por situación, palpita como un dragón de piedra reflejado en un espejo cristalino ¡Agua! Haré otro montaje ampliando el románico del norte de Zamora y por supuesto, este sitio, tendrá su mención especial.





Pasear por las calles empinadas de Puebla de Sanabria, la villa más grande de la comarca, ver sus casas engalanadas de mil flores, de todas las formas y colores, hogares centenarios con blasones grandes y fuertes, pero el sin fin de colores de las fachadas hacen que luzcan tenues, casi furtivos ¡Enmudecen ante tanto colorido!



Llegar a la plaza del ayuntamiento, un edificio renacentista que observa de frente la iglesia de nuestra señora de Azogue del siglo XII. Una de sus dos puertas, por la que no se accede al interior, tiene unas columnas-estatuas, que son una belleza. Pared, con pared, está la iglesia barroca de San Cayetano.

Y subiendo una pizca más ¡La Corona! El castillo renacentista de los Condes de Benavente, construido sobre las ruinas de una antigua fortaleza, en el siglo XV, dada la proximidad de otro país. El castillo acabó casi en ruinas tras la guerras de independencia de Portugal del siglo XVII. Pasear por sus murallas en torno a una alta y cuadrada torre del homenaje, te hace pensar en si las piedras hablasen…






Y quién ya ha hablado mucho por hoy, es la bruja, sólo me queda decir, aunque podría contar mil historias más:

¡¡¡ESPERO QUE OS GUSTE!!!


Y si lo queréis ver a lo grande:




15 comentarios:

juancar347 dijo...

Genial, muchas gracias por el viaje. El vídeo, perfecto, incluida la música que parece especialmente hecha para él. Me encantan las leyendas y tradiciones; son muy sugerentes esas dos fotos donde camináis por un bosque frondoso como dos peregrinos; la descripción del pueblo, su patrimonio histórico...de la magia de los atardeceres. En fin, una excelente crónica que espero no sea la última que nos tengas reservada. Un abrazo

KALMA dijo...

Hola Juancar: ¡Muchas gracias a ti por el comentario! Me alegro que te guste, esa zona tiene un paisaje especial, se confunden los colores con la vecina Galicia. Con lo que me gusta la historia, ante tanta naturaleza... Para mí la arquitectura más sabia siempre ha sido la propia natura, las formas y la vida que los cuatro elementos nos regalan y el hombre, a veces, en su afán de superación, perfecciona. Las fotos en que caminamos, porque nos pillas cuesta abajo... es por el camino de la cascada, que nos cascó las nalgas pero bien ¡Bellísimo! La canción es la del corazón de Davy Jones, de Piratas del Caribe ¡Me encanta! Ahora, hasta que he cuadrado las fotos y la música, pero era la que quería, y creo que las imágenes bailan con ella. Abrazotes.

Anónimo dijo...

Hola guapísima, un movie que pone los dientes largos...ya sabes, nos quedamos con las ganas de ir...eso sí, cada vez queda menos para el puente de noviembre, y a ese, me llevo la guitarra...Un bsazo.
Ojazos.

KALMA dijo...

Hola Ojazos! Te hubiese gustado, los paisajes... y algún subidón histórico habrías tenido ¡Fijo! Y además el finde siguiente te toca finde románico-romántico, morrull!!! En noviembre ¡¡¡La sierra de Gata!!! Y la guitarra, y las voces melodiosas... y.......... Muchos besazos guapetona.

AEGON dijo...

me gusta! es una preciosidad, la musica, redoble y cascada, las fotos danzan. lo + sabio la naturaleza. Besos princesa.

Riviere dijo...

¡Ottia! que video más guapo,el castillo es impresionante.Muy bonito esto de Sanabria,me l'apunto...
Un abrazo.

KALMA dijo...

Hola a los dos:
Aegon, intenté que las imagenes bailasen con la música, la naturaleza es maravillosa.
Riviere, gracias por tu comenterio, y apúntatelo, creo que te iba a gustar mucho esta zona, los pueblos, la historia, tiene mucho que ver y sobre todo ¡Gaia!
Abrazotessssss.

Baruk dijo...

Que entrada más chachi! Ya veo que te levantaste inspiradilla.

Las leyendas siempre enganchan, al menos a mi, pero no puedo dejar de pensar que el peregrino de marras era un poco rencorosillo, un poquillo mala leche diría yo.

Si no me dais lo que pido...todos a nadar!!, mira que inundar el pueblo, con el nombre tan bonito y revelador que tenía : "Valverde de Lucerna" no me digas que ese nombre no tiene miga!!

KALMA!!...cuál es el lucero verde???!!!

Salud y románico

****

Malvís dijo...

Hola Kalma. Tu entrada me trae recuerdos de una larga temporada en Sanabria paseando por la ribera del Tera donde patos y chiquillos compartían baños junto al kiosco antes de ir a ver las películas que ponian en la terraza de verano instalada dentro del patio de armas del "macho". Los paseos por su callejuelas empinadas antes de visitar el Museo de Cabezudos y el olor a gallina en pepitoria y ternera sanabresa del Parador.

Y el lago..., claro. Y en un rinconcito de la espesura una barca abandonada con su nombre "El terror del lago".

Salud y románico.

KALMA dijo...

¡Hola!
Uy Baruk, dicen que era el propio Jesusito el rencorosillo, jjjj, a mí me había llamado la atención la escena de Jesús entrando en el templo de los mercaderes, esculpida en la catedral de Astorga ¡Látigo en mano! Tras esta leyenda... si es que en el fondo, sería hombre. El nombre me llamó la atención aunque no sé exactamente que significa... ¿El lucero Verde? cual es... Besotes.
Malvis ¡Bienvenido al blog! Muchas gracias por tú comentario, realmente es un sitio brujo, acogedor, donde se palpa el ayer viviviendo hoy, frío. Leyendas en el lago, cuando tiene bruma la imaginación puede dibujar alguna silueta fantástica ¡El ambiente se presta! La gallina en pepitoria, y el caldo sanabres ¡Tienen nota!
Saludosssssssssssssssss o salud y románico.

Syr dijo...

Completar el relato de tus leyendas haciendote el apunte de que tanto San Martín de Castañeda como Valverde de Lucerna y Riba de Lago están presente en la obra de
Miguel de Unamuno "San Manuel Bueno, mártir".

También, históricamente, ese castillo de Sanabria que no muestras en vídeo (El Macho) ¿ sabes que albergó a la propia doña Juana y su esposo don Felipe el Hermoso?.

Salud y románico

Edu dijo...

Como no nos va a gustar, si huele a tierra hasta desde aqui. Ojala que el resto del estado "salvaje" pueda permanecer asi, libre de gruas y inmobiliarias.
Un Saludo

KALMA dijo...

¡Hola!
Syr, muchas gracias por tu valiosa aportación ¡Me alegra verte por aquí! El libro, no lo he leido, a serte sincera, ni sabía que existía. "El macho", una siempre va volada y lo omití, creo que los alojaron cuando se firmó el tratado donde Fernando el Católico se retira de Castilla y a Juana la Loca, la declaran demente, la pobre, ese si que fué un personaje histórico, tenía el mundo a sus pies, todo lo que el material podía comprar y ¡Loca de amor! Bienvenido al blog.
Edu, es un sitio verde y tupido, con rincones donde no da la sombra, la naturaleza es impresionante, y los pueblos consevan todo el sabor del tiempo, incluso, están habitados, que en los tiempos que corren...
Saludos.

Iconos dijo...

Dicen que al campo no se le puede poner puertas. Yo creo que a la felicidad tampoco. Y eso es lo que sucede en tu relato y en tu video, Kalma, que en pleno otoño rebosas alegría. Y lo mejor: eres contagiosa...Un abrazo.

KALMA dijo...

Hola Iconos! Muchas gracias. En otoño, no sé por qué me suele dar bajón, pero este año ¡Me niego! Dar un paseo por el bosque, húmedo, los olores, los frutos, los colores. Te has fijado, en esta estación, en el rojo que lucen las hayas... ¡El otoño es mágico! Besos.