martes, 13 de octubre de 2009

CASCADA DE SOTILLO (SANABRIA)


Retazos de nuestra estancia en Sanabria ¡Tierra de brujas y lobos!

Vine anoche y ya parece que han pasado… la tira ¡Qué horror…! He visto un power point de “buenos trabajos” unas cinco veces, a ver si valoraba… pero… ¡Plof!

La laguna de Sotillo, a unos 1600 m de altitud, provoca el espectáculo natural ¡Mágico! Varias colas que caballo que rebosan sobre el río Truchas, las Cascadas de Sotillo.

El acceso es fácil, a las afueras del pueblo, del mismo nombre, sale una senda que nos conduce a la Cascada bien señalizada, una ruta circular de 6 km. A tener en cuenta, los 3 km de subida, son subida, se supera un desnivel de 500 m, ahora ¡Merece la pena! Algún repecho que otro, rodeado de árboles, rico en acebos, robles, castaños y avellanos ¡Te sumerges en la intensidad, en la magia, del bosque! ¡La paz!

“Ser como el agua fluye”

Ya iré ampliando, poco a poco, porque merece, lo más popular de esta zona es el Lago de Sanabria, no en vano, es el más grande de la península, pero sus pueblos, sus calles, sus costumbres… ¡Las flores!

Haré algún montaje que otro, lo mismo me atrevo con uno de románico del norte de Zamora, con unos cuantos “puntos”, como la iglesia de Mombuey, que no puede fotografiar dentro, había un funeral, y claro…. o Santa Marta de Tera… o Tábara… con tiempo, iré ampliando.

A la vuelta, nuestros pies pisaron la iglesia visigoda de “San Pedro de la Nave” ¡¡¡El canto de los dioses!!! ¡¡¡Qué maravilla!!! ¡¡¡Qué perfección!!! ¡¡¡Qué simetría!!! ¡¡¡Qué… todo, los pelos de punta!!! En el siglo VII, eran albañiles, auténticos profesionales ¡Ya lo creo! Aunque este templo, a principios del siglo XX, se trasladó piedra a piedra de su sitio original… Por la construcción de un embalse.

Y copio unas palabras del gran Juan Ramón Jiménez: “Como este chorro alto de agua bella, en el agua tendida matinal; ondulado, brillante, sensual, alegre, …”

Ya iré contando...

6 comentarios:

juancar347 dijo...

Impresionante. Es verdad, ser como el agua que fluye, esa canción interminable, que va susurrando a medida que pierde su fuerza, deslizándose suavemente y creando sus propios caminos. Un vídeo que pone los pelos de punta, pero en el relato te tomo la palabra: me quedo con las ganas de saber más...

KALMA dijo...

Hola Juan Carlos: La música de la cascada... tras la subida ¡Lo más deseado por nuestros oidos! Oirla de lejos, y ir acercándose, y adentrarse en su "halo". Voy a intentar hacer algún montaje que otro e ir contando, aunque juegas con la ventaja de que siempre te puedo contar las cosas en persona, que donde va a parar. Chico, tú has visto "lo buena que estoy" pues cuando subo y subo, me doy cuenta de un respingón detalle ¡Me pesa el culo! jjjjj. Besos.

Iconos dijo...

Me sumo a la petición de Juan Carlos. Queremos más!!!! Cuánta felicidad se nota en tus palabras!. Buenos días!.

KALMA dijo...

Hola Ana, aunque mi elemento es aire, me siento muy identificada con el agua ¡La fuente de la vida! MUY BUENOS DÍAS y ya miércoles!!!!

borondon dijo...

La bellísima iglesia de San Pedro, a veces es llamada de la Nave, pero su nombre auténtico es de la Nava, porque en una nava se encontraba antes de que, como tu muy bien dices, la trasladaran de sitio. Ya sabes que me gusta hacer precisiones para que los errores no se acumulen y vayan pasando de siglo en siglo, jajaja. Besos reina

KALMA dijo...

Hola Mariam ¡Ya estoy en el foro, joder, joder! Con lo agusto que estoy en el campo, como animalito. Me encanta la gente precisa, no sabía que se llamaba de la Nava, buena aportación es ¡BELLISÍSIMA! Así me gusta, que luego pasa el tiempo... Besotes guapa.