jueves, 8 de marzo de 2012

LA AVENTURA DE VIVIR


Y hoy ¡Toca charlita! Hace tiempo que no lo hago y lo echamos de menos, el blog y yo, este sitio, el sitio de mi recreo siempre ha mostrado algo de mí, posiblemente la cara más gamberra, o la más irónica, pero con una u otra mascara siempre ha sido mi cara.

La de una bruja piruja con una varita que no funciona, que más quisiera que hacer magia de verdad, como dice una canción muy antigua “si yo tuviera una escoba, cuantas cosas barrería”, pero el encanto intento no perderlo.

En el tiempo que este ciber-espacio lleva abierto he tenido muchas experiencias y todas amables, he conocido a gente que de otra forma no hubiese conocido, he reído, compartido… Pese a las dificultades que me rodean, los que me conocéis sabéis que mi libertad es limitada, limitada por mí misma, por supuesto, sin dios y sin amo, pero tengo un entorno tan entretenido que no me deja tiempo, el día tendría que tener 48 horas.

Soy amante de la vida, sentir lo bueno y lo malo que me rodea,  quizá por eso y porque soy  muy metiche me permito hasta dar consejo cuando veo a alguna persona, aún desconocida, que no encuentra el sentido de vivir ¡¿No es posible?! O que piensa que ya ha hecho todo ¡Siempre hay algo que hacer! Lo mismo el consejo es fácil, seguro que sí, pero siempre la intención es lo que cuenta. No me gusta pedir perdón y menos pedir perdón por algo que no he hecho, no es lo mismo reírme contigo que de ti, ejemplo ejemplar.

¡Siempre se puede sonreír! La vida, mi vida, es lo que yo quiero que sea, solo eso, con más o con menos,  cada uno se hace su camino de espinas o/y de rosas, y siempre puede tomar otro destino, el que desee, la calle de en medio, para bien o para mal ¡La aventura de vivir! ¡¡¡Cómo me gusta vivir!!!

Se me escapa el desánimo y me sorprende, posiblemente es porque mi vida es un juego, como una noria en la que nunca sabes cuando estás arriba o abajo, con lo que me gusta vivir, hace años mi vida está llena de averías, tantas averías, que no tengo minuto que perder. Últimamente estoy un pelín inactiva y mañana al cirujano de mi alma, como me jode este señor médico, aunque he de agradecerles mis últimos 7 años y no sé cuantos más, porque todavía tengo tiempo de reír.

5 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

No he entendido mucho y seguro que lo que he entendido lo he entendido mal. Pero...,

¡ Á N I M O !

Un beso.

juancar347 dijo...

Pues claro que tienes tiempo de reír, bruja piruja, y de marcarte, además, unas buenas carcajadas. Porque tú lo vales y la vida lo vale también para tí. Y si hay algo que me gusta, es ese afán de superación, esa alegría y vitalidad que derrochas en tus vuelos con los que luego nos encandilas. Los que tienes en mente y los muchos que vas a realizar. Esa vitalidad, que hace que siempre tengas palabras que acuden a tus labios, sin necesidad de que te pellizquen para soltarlas. He conocido pocas personas que se expresen con la absoluta libertad con que tú lo haces, sin tontadas ni tapujos, sin importar el qué dirán o el qué no dirán. Así que, déjate de bajos vuelos que tú has nacido para volar muy alto. Un beso

KALMA dijo...

A los buenos días!

Juan Ignacio seguro has entendido bien, sino ¡Te lo explico! ];D, te agradezco tus palabras y lo demás ya se andará.

Juancar, ya lo creo que tengo tiempo, por lo menos... Pues no sé calcular pero para cuando me toque el TAC preferente y otra prueba que me da grima hasta escribirla, creo que nos 3 meses ¡¡¡Me da tiempo a ir a Méjico hasta nadando!!! Jajaja, así que... Es como siempre la putada de que conozco el hospital de memoria, joder, me han cogido cariño.

Besotes a los dos!!

Iconos Medievales dijo...

Oye, Bruja, déjate de inactividad y vente a comer un día conmigo, que la primavera te persigue.

Un beso y mucha paciencia!

KALMA dijo...

Iconos ¡Eso está hecho! Aunque ahora estoy un pelín liada, entre mis rollos y que a Elva la han operado del menisco y tengo a mi bebe convaleciente, hala que se ponga mejor... Besotes.