miércoles, 20 de octubre de 2010

LEYENDA DEL ASTRÓLOGO ÁRABE (RESUMEN)






En tiempos muy antiguos, había un rey moro llamado Aben-Habuz, que gobernada el Reino de Granada. Habiendo llevado una vida de pillaje y pelea y viéndose viejo y achacoso, sólo anhelaba la paz y la tranquilidad con sus enemigos, que por el contrario al deseo del rey, al sentirse jóvenes, deseaban lo que el anciano rey en tiempo conquistó.





Dada la situación topográfica de Granada, asolaban el país en las barbas del monarca, llevándose prisioneros y grandes botines a las montañas.

Un día llegó un viejo médico árabe Ibrahim Eben Abu Ajib, contemporáneo del profeta Mahoma, con más de 2 siglos de edad. Había llegado peregrinando desde Egipto, sin más ayuda que un báculo lleno de jeroglíficos, decían que tenía el secreto de la vida, aún así, tenía arrugas y canas.

El poseía “El libro de la Sabiduría” que se otorgó a Adam y fue pasando generación, tras generación, en el se encerraban los secretos de grandes construcciones, el Rey Salomón consiguió el Templo de Jerusalén y en Egipto las Pirámides.

En poco tiempo se hizo el galeno favorito del rey, que le ofreció su palacio para vivir, el anciano, sin embargo, prefirió vivir en una cueva, debajo del monte donde hoy se alza la Alhambra, la hizo ensanchar y hacer un boquete en el techo, para poder contemplar las estrellas.

Estando una vez Aben-Habuz lamentándose de las invasiones de sus convecinos, el mago le contó una historia: Una diosa pagana de la antigüedad, hizo una figura con forma de carnero y encima un gayo, fundidas en bronce, que giraban sobre un eje, cuando se acercaba algún ejercito enemigo el carnero giraba y señalaba la dirección del ataque y el gayo cantaba.

El rey deseaba tener semejante talismán, más falta le hacía que todas sus atalayas, a cambio del mismo, daria al mago todas las riquezas que quisiese.




El astrólogo levantó una torre en medio del palacio coronada por un moro y un caballo que giraba. En lo alto de la torre, había una sala circular con ventanas, que miraban a todas direcciones y debajo de estás, unas mesas, como una especie de tablero de ajedrez, con ejércitos liderados por el monarca, y en cada una, también había una pequeña lanza grabada con símbolos caldeos.



Como antes Aben-Habuz anhelaba la tranquilidad, ahora deseaba una invasión, para probar tan mágico amuleto. Una mañana, el jinete apuntaba a la Sierra de Elvira, el rey rápidamente se puso en alerta.

La ventana en esa dirección estaba abierta y el rey observó como las figuras del tablero que estaba justo debajo se movían. El mago le dijo, si quieres que se retiren, dales con el asta de la lanza y si lo que quieres es sangre, pínchalos con la pica. El rey dijo ¡Habrá sangre! Le costó trabajo al mago contenerle la mano, para que dejase de pinchar y pinchar.



Con este talismán el rey se sentía tranquilo y a cambio Abu Ajib sólo pidió hacer habitable su cueva. Lo que en principio parecía barato, en realidad no lo fue tanto, se hizo un palacio subterráneo, con todo tipo de lujo. El tesorero de Aben-Habuz se lamentaba del gasto a diario, pero la palabra del rey estaba empeñada. Un buen día la acabó y pidió por último unas bailarinas jóvenes y bellas, porque al ser viejo, se reanimaba la vejez viendo la juventud y la hermosura.




Muchos años de paz hubo en el reino, hasta que un día el guerrero apuntó a la Sierra de Guadix, sin embargo, en la mesa mágica no se movía ni un guerrero. Mandó un destacamento y lo único que encontraron fue una joven de belleza sin igual y en su cuello llevaba una lira de plata.

El viejo rey cuando la vio no salía de su asombro ante tanta belleza y al preguntarla quien era, le dijo que era hija de un príncipe cristiano, señor ayer de su reino, quién por arte de magia había visto aniquilado todos sus ejércitos.




El mago, que pensaba que podía ser una hechicera del norte, que toman formas seductoras para engañar a los incautos, avisó al rey de que no era buena compañera y le dijo que le diese a la cautiva, para aliviar su soledad con la música de la lira y el rey dijo que no veía maleficio en ella y que él, sería muy buen mago, pero no estaba versado en temas de amores. Por 1ª vez el rey y el astrólogo no estaban de acuerdo.

Abu Ajib se encerró en su cueva con la pataleta y el rey se vio como hipnotizado por los ojos de la mujer, sólo pensaba en adularla, conquistarla, comprándola sedas, alhajas, perlas, perfumes e inventó todo tipo de espectáculos para complacerla, pero nunca pudo conquistar el corazón de la joven cristiana, que no se inmutaba, no le ponía mal semblante, no le sonreía, sólo tocaba la lira y sumía al rey en un sopor, en plácidos sueños de lo que se levantaba ágil y rejuvenecido.

Mientras Aben-Habuz se encontraba en su ensoñación o tontería, el pueblo se sublevaba ante tanto despilfarro en una sola favorita y hereje. Los peligros acechaban y el talismán llegó a ser ineficaz.




El rey buscó al anciano en su cueva, quien todavía estaba enfadado con la negativa del rey, el astrólogo le anunció que debería dejar a la joven infiel y el rey dijo que antes dejaría su reino, de lo que le volvió a vaticinar, que al final perdería lo uno y lo otro.





Aben-Habuz le imploró al filósofo que buscase algún remedio compatible con su reino y su amor, no quería desastres, ni tan siquiera poder, sólo estar en paz con su amada.

El astrólogo se lo pensó y le dijo al rey si había oído hablar de "Los Jardines de Irán", y el rey asintió, los nombra el Coram y también se lo había oído contar a muchos peregrinos, pero no tenía constancia de su existencia.





El mago insistió que él los había visto, eran floridos, con fuentes y agua, sólo comparable al paraíso celestial.




Con un gran palacio que él podría construir, porque guardaba tan magnífica imagen en su imaginación .




A cambio, de que como era persona modesta, sólo quería la primera bestia de carga y la carga, que pasase bajo el arco del palacio.




Una vez acabados, le anunció al rey que ya podía tomar posesión del Palacio y era tal la impaciencia, que no pegó ojo en toda la noche, pensando en como sería la maravilla, estaba frenético.

Al despuntar la mañana, se dirigió arriba del Cerro de La Sabika, donde se había edificado tan deliciosa obra, esperaba ver torres brillando a la sombra de Sierra Nevada, sin embargo ¡No lo podía ver! El filósofo dijo: Este es el misterio y la magnificencia de este palacio, sólo lo puede ver tras pasar el umbral encantado del vestíbulo.

Cuando llegaron a una pequeña muralla el astrólogo le enseñó al rey una mágica mano y una llave grabada en la puerta, esto son los amuletos que guardan el paraiso, hasta que la mano no baje a coger la llave, no habrá fuerza mortal ni inmortal que pueda entrar en el reino del señor de las montañas.





Era tal el asombro del rey, se sentía tan gozoso, estaba tan absortó en tal maravilla que el burro de la princesa avanzó y cruzo el arco, hasta el mismo centro de la barbacana, a lo que el mago reclamó ¡Lo que me prometiste la primera bestia y su carga! Que ha pasado por la puerta mágica.

El rey pensaba que era broma y le ofreció una mula con todas las riquezas que quisiera, pero el astrólogo no cedió, puesto que con el libro de Salomón, no necesitaba riqueza, quería la princesa como cosa suya. Entraron en una agitada disputa, Aben-Habuz le reprochaba que era un hijo del desierto, sin arraigo y que le tenía que reconocer como su señor.

Al final el mago entró en cólera ¿Mí señor? El rey de un montecillo, golpeó el suelo con su bastón lleno de jerogríficos y se hundió junto a la princesa en el centro barbacana y como por arte de magia, se cerró a continuación, la tierra los tragó.

Aben-Habuz quedó mudo ante semejante hecho, mandó a 1000 hombres picar para encontrar a la princesa, pero no lo consiguieron. Pasó su vida pensando en ella, una vez un campesino le dijo que encontró un agujero en una piedra y allí se encontraba el mago dormitado y la joven con su dulce voz, tocando la lira, pero antes de acercarse ¡La piedra se cerró! El rey hizo mil intentos por conseguir a su amada, pero todos fueron vanos.

Al final de su vida, se vio despojado de sus bienes, porqué sus enemigos al saberle desprotegido de la magia, débil, lo invadieron por todas las partes. Sus últimos días Aben-Habuz lo pasó malaventurado y atormentado hasta morir.





Muchos siglos después se construyó en la cima del monte “La Alhambra”, en base a los “Jardines de Irán” y la encantada barbacana existe, protegida por una mano mágica y una llave que están en el arco de “La Puerta de la Justicia”.


La Puerta de la Justicia


En las noches de verano ¡Todavía se puede escuchar la lira y la dulce voz! Los centinelas que escuchan la música, caen en un plácido sueño, se dice que es en la fortaleza donde más se duerme ¡El sueño mágico!
Y según cuentan las antiguas leyendas, esto seguirá ocurriendo de siglo en siglo, porque la princesa está cautiva por el astrólogo, que permanece en un sueño mágico, al menos que la mano mágica empuñe la llave y deshaga el encantamiento de la colina.


“Cuentos de la Alhambra” Washington Irving

20 comentarios:

juancar347 dijo...

Hermosa leyenda, bruja. Y si hemos de creer en que toda leyenda tiene una base real, ¿crees que algún día bajará la mano y algo tan asombroso quedará al descubierto?. Leyendas de la Alhambra, de Irving: ¡qué gran libro! Lo tengo, aunque lo había casi olvidado. En cierto modo, me alegro de que me lo hayas recordado. Por cierto, las fotos son muy buenas, sugerentes e ilustran que da gusto. ¿Dónde las tenías escondidas, pillina?. Una buena entrada...después de una noche a oscuras, je, je. Me ha gustado mucho. Un abrazo

Baruk dijo...

Cierto, un buen cuento.

Me gustaría saber cúal es la alegoria escondida ...aunque la historia y los personajes tienen un simil con los de la Tabla Redonda...un astrólogo como Merlín, un palacio como Camelot, una princesa como Ginebra, un rey como Arturo, una llave mágica como la espada excalibur., yo diria que tan sólo falta Lancelot! Dónde esta Lancelot?

Muy buenas fotos, Kalma, has estado por Granada??

Besines

**

KALMA dijo...

Hola!
Juankar, hablando el otro día con un brujo, me recordó Guadix y mi memoria se fue un poco más alla... Siempre he dicho que me juvilaría en un pueblito de la Alpujarra granadina, al amparo de Sierra Nevada y cerca del cálido Mediterráneo.
¡Claro que la mano bajará! ¡Cómo me gustan la leyendas! Y la Alhambra, es como una ciudad encantada, me costó elegir entre las numerosas historias, la más famosa la del "Suspiro del Moro", el último rey moro Boabdil se durmió en los laureles y acabo perdiendo Granada ante los Reyes Católicos, cuando lo echaron volvió la vista atrás y se puso a llorar y su madre le dijo: "llora como mujer, lo que no has defendido como hombre" y esa frase ¡Conocida en el mundo mundial!
Hacer el Paseo de los tristes, con el río Narro al lado, mirando la Alhambra... Las fotos, son de hace 2 años, la última vez que anduvimos por allí y volviendo al principio: y pensé, con lo que me gusta Al-Andalus ¡Mis raices! Este blog está huérfano de su luz.

Baruk, tiene varias interpretaciones, depende si lo ves con los ojos de uno o otro personaje. Los Caballeros de la Tabla Redonda buscaban el Grial tenían un objetivo y todo lo basaban en la nobleza, en ser honestos, todo lo rompio la traición o el amor de Lancelot, aquí, aunque el objetivo fuese la paz, cuando desde una silla podía matar, no le temblaba el pulso. El mago, puede ser comparable al gran Merlín o al menos, lo imagino igual, incluso la belleza de la princesa cristiana, podría ser la de Ginebra, pero su canto y su música, era de sirena.
Y en realidad a lo único que aspiraban los dos ancianos eran a comprar su amor, no a tenerlo, sino es cautiva, no es.
A El rey Arturo lo imagino alto, varonil, sin embargo a Aben-Habuz lo imagino con ochenta años, con chilaba y turbante, jajaja.

Besotesss.

KALMA dijo...

Ah! Baruk, mi niña, el puente pringé en los madriles, he estado un par de veces en Granada, pero ya hace unas cuantas lunas. Más besos.

Syr dijo...

Esta es otra "leyenda" musical que un día compusiera el joven almeriense, de Garrucha, Paco Grano de Oro, cantante y lider de aquel grupo de los años 70 llamado Los Puntos.
http://www.youtube.com/watch?v=PNLJdEruceU

Espero que te guste tanto como a nosotros, Brujita

Besos

Baruk dijo...

pssss Kalmita, fijate en esta otra canción:

http://www.youtube.com/watch?v=o__JsXW7P0Y&feature=related

Dime cual de las dos prefieres (estamos indecisos entre una y la otra)

Y Juanki, vota tu también.

Besines

KALMA dijo...

Hola! ¡¡¡Qué buenos recuerdos!!! Recuerdos de tocadisco y niñez y un padre que entre sus virtudes está la música, las 2 son bonitas y cuenta una historia "Tierra Cristiana", Baruk, es ¡Preciosa! Y la letra de "Llorando por Granada", siempre para mí ha sido especial, me hace llorar y no de tristeza, hacia tiempo que no la oía y mira que la sé de memoria, es... las leyendas del pobre Boabdil!!! Y aquí un trocito:

"Dicen que es verdad
que se oye hablar
en las noches cuando hay luna en las murallas.
Alguien habla.

Nadie quiere ir
en la oscuridad
todos dicen que de noche está la Alhambra
embrujada.
Por el moro de Granada.

Dicen que es verdad
que su alma está
encantada por perder un día Granada
y que lloraba.

Cuando el sol se va
se le escucha hablar
paseando su amargura por la Alhambra
recordando y llorando por Granada.

Dicen que es verdad
que nunca se fue
condenado está a vivir siempre
en la Alhambra
y a llorarla.

Al aterdecer
cuentan que se ve
entre sombras la figura
de aquel moro
hechizada.
Por perder un día Granada..."

Besotes!!!

juancar347 dijo...

Hombre, la versión de Los Puntos es suprema; pero casi que yo me quedo con una versión del tema (o parecida) que hizo Medina Azahara...si mal no recuerdo.

KALMA dijo...

Hola Juankar! Creo que la versión es de Medina Azahara y el original es de los Puntos, jjj, la canción "Llorando por Granada" ha tenido muchas versiones, en la actualidad y con un toque gitano donde los haya, la versión del Barrio, está güay y ahora que me traes al coco uno de mis grupos de rock andaluz favoritos, aquí otro trocito de poesía, de otra canción versionada por Medina Azahara ¡Qué te gusta!

"Siento que ya llega la hora
que dentro de un momento
te alejarás al fin
quiero que tus ojos me miren
y que siempre recuerdes el amor que te dí,
pero quisiera que ese dia
al recordar comprendas lo que has hecho de mí..."

¡¡¡Letrazo!!! Aunque al caminar a la Mezquita es también alucinante, pero esa es mi favorita.

Besos.

Syr dijo...

Llevas toda la razón, Brujita. Yo me mordí la lengua, pero ¡ ignorar que la original es de mi compañero Paco Gonzalez-Grano de Oro, es casi herejía¡.

Ahora, pónle la letra de Momentos.

Besos

KALMA dijo...

Buenos días Malvís! ¿La letra de momentos?... ¡Momentos!... Momomentos ¿Donde está el momento? Lunes, lunesete, reunión de profes tutores y olé ¡Buffffff! A partir de las 9:30, más bufffff!
Aunque, se me ha pegado la musiquilla de "Tierra Cristiana" hoy, la letra que pega, es...
Una positiva, como lunes que es, que provoque una sonrisa y donde se vea que estamos actualizados musicalmente, jajaja, sólo es que tenemos conocimientos, jajaja, ahora subo el video, que la voy a tener que oir hoy unas 1000 veces para animarme, llevo media hora escribiendo el comentario, jajaja aunque ¡¡¡Amanece que no es poco!!!

Alkaest dijo...

¡Caramba, carambita, carambola, una gente que conoce al grupo Medina Azahara!

Entonces no pueden ser malos tipos, después de todo...

Y vaya, ya tuvo que pisarme la sugerencia artúrica esa "Barukita" parlanchina y metomentodo.

Lo que me sorprende más es que, el "pájaro" Syr, ante por estas disquisiciones musicales, yo lo hacía más de Falla y Albeniz.

Salud y fraternidad.

KALMA dijo...

Hola Alkaest! ¡Me gusta que pases por mi blog! Siempre tú opinión es interesante.
Aquí somos ricos en conocimientos musicales, jajaja, desde los Pasos, Diablos, los Brincos... a Alameda, Triana o Medina Azahara, pasando por Metallica, Ufo y AC/DC, para volver a Bethoven, Brahms, muy buena gente por aquí, salvando la escribiente, que es bruja y lo bueno y las brujas ¡Es uno sólo! jajaja.
También la relacionas con la leyenda del rey Arturo, no se me hubiese ocurrido, siempre he pensado en amores y pasiones y aquí el único amor era a la juventud perdida.
Oye, tengo una memoria de pez, pero juraría que Los Pasos son de Jaén o Almería, así y conociendo al tal Malvís ¡Son colegas, fijo!
Un beso.

Malvís dijo...

De los Pasos, creo recordar su tema la Puerta Verde, pero de Jaén, provincia de Jaén..., sólo conocía a los Crisant.

Si te refieres a los Puntos, esos sí son garrucheros de Almería y, efectivamente, su líder y cantante ejerciente de la abogacía en Madrid que cuando era preceptiva la colegiación en cada sede judicial en que se actuaba, alguna vez se prestó a poner su firma en demandas mías.

Gracias, Paco, por tus canciones y por tu compañerismo.

Alkaest dijo...

Atención, experimento de física-química aplicada a la psicología:

Dar una guía telefónica al Malvís y esperar a ver a quien no conce.
Luego, contar con los dedos de la mano a esos desconocidos, y comprobar si son humanos.

Salud y fraternidad.

KALMA dijo...

Buenas noches!
Malvís, no ves, mi memoria es de pez, he cambiado Puntos y Pasos ¡Vaya telita! Aunque los recuerdo más oficiales y peores, jajaja, una que está más que acelerá, un día de estos me desahogo en una entrada ¡Cagándome en to! Porqué los días y el día, acabo ahora con el dentista y todo el día, corre, corre, no sé como no adelgazo.
Alkaest, hay sí que pensamos igual, nuestro amigo Malvís es un bien escaso, para la cantidad de gente que lo apreciamos y con todo y eso ¡Da de si! ¡Apuesto por tu teoría en el experimento!
Besos.

juancar347 dijo...

Cosa rara: con lo que me gusta Medina Azahara y todavía no he puesto su música en ningún vídeo, ¿En qué estaría yo pensando al hacer mi Time Machine musical?. A reajustarse toca. Por cierto, leyendo lo de las guías telefónicas y un tal Malvís: ¿no se habrá pasado éste a Vodafone? Últimamente me tienen frito...

KALMA dijo...

Jajaja, que "traviesos" sois/mos.
Pues llevas razón, que mejor canción para Córdoba, por el ejemplo, que "Paseando por la Mezquita", que por cierto, original de Medina Azahara, jiji.
¡Buenos días!

Alkaest dijo...

Regresando al origen de todo este follón.

¿Que tendrán ciertos lugares, para provocar la creación de tales leyendas a su alrededor?
¿Será el magnetismo telúrico que brota de la tierra, serán las corrientes cósmicas que descienden del espacio?
¿Será esa cosita, desconocida, que anida en nuestro interior, y a veces, solo a veces, se eleva sobre la barbarie animal que nos caracteriza, para hacernos más humanos y menos reptiloides?

En los lugares donde hay leyendas, no cabe duda que hay magia...

[Vaya, por fin he sido capaz de escribir algo, serio y coherente, sin citar a mi "Némesis"].

Salud y fraternidad.

KALMA dijo...

Alkaest ¡Siempre eres coherente!
Mejor no se puede expresar ¡Tienen magia! Donde las leyendas son posibles ¿Cómo no llorar Boabdil con su perdida? Si quien pisa Granada, no deja borrar sus pasos y repite, pasear por el camino de los Tristes, hacia el Sacromonte y subir a ver atardecer en San Nicolás, con la Alhambra roja de frente, como dices, esa cosita desconocida que anida en nuestro interior ¡No hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada!
Esta mañana hablaba con tu Némesis (jajaja, sino lo citas tú...) y lo decía, quien ha disfrutado de ser rey de tanta belleza, como no va a llorar al a volver la vista atrás y ver que nunca la volverá a pisar.
Salud, fraternidad y besos.