jueves, 14 de abril de 2011

ANTE LOS OJOS DE NOTRE DAME



Cuando te vi, te vi resplandeciente, alta, brillante, con tus largas agujas haciendo cosquillas al cielo, y el cielo sonrió azul...


... Cuando te imaginaron, te vieron grandiosa ¡La más grande de la época! Y así fue.


Y ante vuestros ojos "Notre Dame" :



La Dama de París, vio la luz en 1163, en la Isla de París; un islote que forma una bifurcación del río Sena, dando si cabe un toque más especial al sitio.


Catedral gótica eregida sobre un lugar de culto, un sitio mágico, donde los celtas ya había celebrado rituales, los romanos hicieron un templo en devoción a Júpiter y después, se construyó la primera basílica cristiana de París "Saint-Etienne", entre las aguas que corren como el tiempo... Como el tiempo que corre por tú mirada.



Un día de marzo de 1314, ante su debilidad, en la Plaza de Notre Dame Jacques de Molay el último Gran Maestre de la Orden de los Templarios fue quemado en un acto público, sin amparo, en un sitio insigne, sólo le protegio la sombra de majestuosidad de un templo cuyos ojos lloraban impotentes... Hoy de tan cruel hecho queda una placa conmemorativa.



Muchos siglos han pasado por ella y todo tipo de modas, como señora bella, pálida y esbelta... ¡Una dama parisina! Durante el siglo XVII sufrió varias modificaciones, se quitaron las vidrieras originales sustituyéndolas por unos 77 cuadros, encargados a los mejores pintores de la época ¡Notre Dame se vistió de Barroco!

Pero nada comparable con los daños que provocaron en su figula "La Revolución Francesa", al grito de "Liberte, égalité y fraternité" un pueblo sometido a todo tipo de excesos por sus mandatarios y bajo el culto de la razón, expoliaron la Catedral y muchos elementos fueron destruidos... Aunque unos años después Napoleón se corona a si mismo dentro de ella.

Eran tantas las heridas del tiempo, que iba a ser demolida, nada se podía hacer por ella... Cuando en 1831 Víctor Hugo escribió "El Jorobado de Notre Dame", una novela romántica ¿Alguien no la conoce? Y la encumbró de nuevo, fue tal el éxito de la obra que se volvió a soñar con Nuestras Señora de París, rota pero firme.


Y a mediados del siglo XIX se inició su restauración o recreación, cosas de cada época, un siglo lleno de corrientes artísticas, románticas y místicas, incluso diría misteriosas y esotéricas, un intento de devolverla a la luz del pasado...

... La imaginación se hizo poderosa ¡Las maravillosas gárgolas! Que no son una construcción inicial, fue idea de los escultores que hicieron la última reforma, la poblaron de todo tipo de seres fantásticos y fascinantes, grandes y grotescos, rodeando todas las fachadas, oteando todo el horizonte de París, los ojos que guardan a los parisinos.





Las gárgolas fueron sus guardianas durante la 2ª Guerra Mundial, porqué a pesar de la barbarie Nazi, no sufrió daño alguno, en esa ocasión Adolf Hitler, 4 años después de la ocupación de París, ante el bullicio, preguntó ¿Arde París? Y lo que ocurría es que las tropas aliadas le habían ganado la batalla ¡24 de agosto de 1944 París libre!

Estos seres fabulosos conseguiran que se ahuyente Baphomet, que nunca más estará cerca, sino que formará parte de ellas.



Y me permito una recomendación: cuando voléis a París no dejar de subir a las Torres de Notre Dame y disfrutar de las mejores vistas de París, la de los ojos de sus criaturas más brujas "Las gárgolas" y mimarlas ¡Ellas todo lo ven!

5 comentarios:

juancar347 dijo...

Una visión fresca, auténtica...Así leída y vista a través de tus ojos...¡quién pudiera ser notre dame!. Un abrazo

Iconos dijo...

Karma: bello relato que produce ganas de regresar a los pies de la gran señora. Realmente has vuelto enamorada de este "rincón" de Paris. Un beso muy fuerte.

KALMA dijo...

Hola! Juan Carlos me gusta tú opinión y aunque no eres tan bello como Notre Dame (jajaja) pero si eres más que Notre Dame, tú puedes elegir, te mueves, vives, tienes opción, limitada, pero opción, Notre Dame es de piedra que si pudiera narrar lo que ha visto, si estuviese viva, como tú, lo que diría por esa boquita o por esos blogs tan bien ambientados y sobre todo, tan bien escritos o descritos.

Anita, ya lo creo que te quedan ganas, si te fijas en la foto que he puesto de cabecera de blog abajo se ven unos andamios móviles, de los que sujetan un escenario... Notre Dame es preciosa, pero la vida de su plaza, donde hoy no hay quemas, sino eventos culturales y mucha gente circulando es ¡¡¡Impresionante!!! Un rinconcito donde volver y sentirte parte de él.

Besotesss y si no sé de vosotros, ser malitos, demonietes, en Semana Santa.

Edu dijo...

Conoci la azulada Paris en el 2001. Paris huele a cielo, masca historia y piensa en seguir haciendose grande. A Paris ahi que ir enamorado.

Besos.

KALMA dijo...

Hola Edu!!! París deja su olor y su sabor, me sorprendio mucho la vida, las calles... creía que eran más hogareños y son una sociedad urbana y andaba tiempo buscando las palabras justas "Piensa en seguir haciéndose grade" ¡Eso es! Besotes!!!