jueves, 13 de mayo de 2010

HABEMUS VATICANÆ





Érase una vez El Vaticano, nombre que viene del monte donde está enclavado, en la antigüedad en la colina se encontraba un Oráculo Etrusco, del latín “vaticinium” o predicción. El sitio donde se encuentra ubicado desde el principio de los tiempos tiene ¡Magia!

Un País tan “joven” como de “rancio abolengo” comenzó su existencia como Estado independiente a principios del siglo XX.

Tiene unos 900 paisanos censados y su superficie es pequeña, una mini-ciudad, se puede decir que sólo la Plaza y la Basílica de San Pedro ocupan el 20% de su territorio.

Más peculiaridades, la contradicción, es el país más rico del mundo ¡Y ole! Y no digo que cogen su riqueza y la dividen por 900 y es donde sale más dinero por cabeza, no me refiero a eso, es más rico que… China… Estados Unidos… Y eso que no es ni “un lunar” en la superficie de estos países.

Su idioma es el latín, tienen su propia guardia, hospital, televisión, radio, banco… Todo de forma autónoma, como independiente que es.

Y como todos sabemos, la ciudad del Vaticano alberga la Santa Sede o máxima institución de la iglesia católica romana, jajaja, debe de ser por eso, que el vuelo de esta bruja se vio truncado, lo primero ¡Pasado por agua…! ¿Qué digo agua? ¡El diluvio! ¡Rayos y centellas! En ese Patio de la Piña, un patio central desde donde se accede a los museos, con ese paraguas que se podía ver desde el Meteosat, escuchando la explicación de las pinturas de la Capilla Sixtina ¡¡¡Cómo sopas, acabamos como sopas!!!



Patio de la Piña


Entrar en los Museos Vaticanos, poder admirar sus obras, su riqueza, su patrimonio… es ¡¡¡Im-presionante!!! Y como soy suspicaz, y el máximo atractivo que para mí puede tener una entidad como la iglesia es ¡¡¡Lo que esconderán!!! Me imagino la cantidad de escritos históricos que tendrán requisados porque contradicen lo que ellos defienden como verdad a capa y bastón ¡Cómo me gustaría verlos! O los tesoros que tendrán ocultos.

Si hay institución enigmática y críptica y se ciernen sobre ellos un sin fin de leyendas, esa es la iglesia católica y si hablamos de su “corazón”, pues la imaginación fluye por los pasillos, una que es… humana ¡Cómo ellos!

A pesar de los pesares, si pisase 100 veces Roma, 100 acabaría allí, anonadada, alucinando… con sus suelos, los mosaicos... con sus techos de oro.



Los museos se fundaron a partir de las obras que reunió el Papa Julio II, entre las que se encontraban "El Apolo", "Laocoonte y sus hijos", "el Nilo", "La Venus Feliz"….


"Laocoonte y sus hijos"


Julio II, llamado “El Papa Guerrero” fue un gran tirano, tosco, mal hablado, egocéntrico… pero amante de las artes, siendo el gran mecenas de Miguel Ángel y de Rafael, en la puerta de salida de los Museos, en la parte superior hay una escultura de cada uno de ellos.


Durante su papado se inició "La Basílica de San Pedro" ¡El templo más grande de la Cristiandad!


"La Basílica de San Pedro"


Donde se encuentra la tumba de San Pedro, el primer Papa y unas de las esculturas más bellas que han moldeado manos, las manos del grandísimo Miguel Ángel y su Piedad (como la cubre un cristal muy grueso, no hubo forma de coger una foto en condiciones, así que como la red es de todos ¡Por la feis!)


"La Piedad" Miguel Ángel


Los Museos están situados en el interior de los Palacios Vaticanos, concebidos originalmente como estancia de los Papas, pasar por el comedor donde tenían lugar esas escenas familiares de los Borgia, me vienen a la cabeza pensamientos “puros” (joer, el ordenador escribe la “t” que parece la “r” jajaja).

En la actualidad están formados por: el Museo Pío-Clementino, el Museo Etrusco, el Museo Egipcio, el Museo Profano, el Museo Histórico, la Galería de los Tapices, la Galería de los Mapas, la Galería de las Estatuas, y aquí el direte histórico, las estatuas romanas que se encuentran al principio están ¡¡¡Capadas!!! ¡¡¡Capadas a martillo!!! Y esto fue una genuina idea del Papa Pío IX, considerado un hombre “culto”, él opinaba que son obras de lujuria tan reales, que arrastran al pecado y hablamos de estatuas de mármol, inanimadas. Sinceramente, y soy muy "imaginativa", no alcanzo a ver pecado con una escultura de mármol y no será que no me gustan las cosas duras, jejeje.

La Iglesia de Roma era muy conservadora y radical en sus posiciones sobre el cuerpo humano (es) y claro vieron en estás piezas de arte decadencia moral y perversión. tras castrar muchas de ellas, a un lumbreras ¡Gracias a Dios! Se le ocurrió ponerle una hoja de parra, que no es que me guste, pero al menos es más estético. Ellos tenían el poder para determinar lo bueno y lo malo, que digo tenían ¡Tienen!


"El Apolo" (con "huevos" y sin "rabo")


Para mí lo más destacable la Pinacoteca, las colecciones de pinturas de ayer y de hoy, los frescos de Rafael: “El Incendio de Borgo”, “La Escuela de Atenas”… ¡Rafael, pintaba con luz, como los ángeles! y la Capilla Sixtina ¡Maravillosa!


“El Incendio de Borgo” Rafael


La Capilla Sixtina se hizo durante el papado de de Sixto IV de donde proviene su nombre, en ella se celebra el Cónclave, así como otras liturgias oficiales. Me han pasado este enlace, para acerse una idea del interior de esta maravilla:

CAPILLA SIXTINA

Su arquitecto fue Giovanni D’Dolci, fue construida entre 1471 y 1484 y a este buen hombre le debieron decir ¡¡¡Construya un bunker!!! Y me explico, su exterior sólo se puede ver desde las ventanas de una de las salas y aquí lo tenéis:


Exterior Capilla Sixtina


¿Bonita o fea? Ahora un refugio con unos muros de 4 metros de grosor, a fecha de hoy no hay tanque, ni armamento de tierra, que pueda traspasar sus paredes, una obra sólida, no sé si tenía que ver con que años atrás, la Iglesia Católica se defendía de la Iglesia Católica, o lo que viene a ser ¡¡¡Papa elevado al cuadrado!!! Cosas del poder, entre 1377 y 1417, convivieron 2 papas, uno en Roma y otro en Aviñon periodo conocido como el Cisma de Aviñon y como soy muy morbosa, aunque no tiene que ver, os lo cuento.


Cuando digo poder parece que exagero, pero no ¡Para nada! ¿Cómo se trasladó la sede papal a Aviñon? Pues algo así como que el monarca de Francia, Felipe el Hermoso, así lo quería. Felipe pretendía crear para Francia un poder monárquico fortalecido, centralizado y con la iglesia se topó, que en esa época tenía un poder superior. El Papa Bonifacio VIII promulgó la bula "Unam Sanctam", en donde se proponía que el Estado debía supeditarse a la Iglesia, cosa que Felipe IV solventó a las mil maravillas ¡A grandes males, grandes remedios!: Atentado para el Papa y con la misa a otro lado. Después vino Benedicto XI, que “casualmente” fue ¡Efímero! Para continuar Clemente V, que este entendió a las mil maravillas lo que quería Felipe el Hermoso, y uno de sus primeros actos fue trasladar la sede papal de Roma a Aviñón. Donde los Papas se dejaron arrastrar por los lujos y los placeres, por lo que devolver la Sede Papal a Roma, costó ¡Dios y ayuda!. Esta época se la conoció como “El Cautiverio de Babilonia de la Iglesia Católica” y duró desde 1305 a 1377.

Vuelvo a la Capilla Sixtina, a sus pinturas para volar con uno de mis genios favoritos Michelangelo di Lodovico Buonarroti Simoni, el máximo exponente del renacimiento italiano ¡El Divino! Destacó en todas las artes, era bajito, feo, soberbio, egocéntrico ¡Una joyita! Y su obra cumbre ¡Los frescos de la bóveda de la Capilla Sixtina y El Juicio Final, siendo escultor, más que pintor!

Sobre Miguel Ángel planean cientos de leyendas, un hombre tan peculiar. En 1505 llegó a Roma, llamado por el Papa Julio II para que hiciese su monumento fúnebre, él se dedico de pleno a la obra, intentando loar más que al Papa a la Iglesia y siendo muy celoso de su trabajo, cosa que al Papa Guerrero, que le gustaba tener todo controlado, le fastidiaba sobre manera. La relación entre el Escultor y el Papa era digna de un culebrón, dos seres tan ególatras era imposible que se llevasen bien.

Se dice, que la cicatriz que tenía Miguel Ángel en la cara, era el propio Anillo del Sumo Pontífice, que más que darle la hostia, le dio ¡Un hostión! También se rumorea, que Julio II paró las obras de su mausoleo y le mandó pintar la Capilla Sixtina como un castigo, ¿Eres Escultor? ¡Pues a pintar!.

El caso, que aunque no quería aceptar, no tenía otra, un día se encerró en la Capilla con sus pinturas, la empezó a la edad de 20 años y se tiró casi cuatro años enclaustrado, tumbado en andamios hasta culminar tan colosal obra, su espalda se resintió desde entonces.

El Papa curioso, quería ver como avanzaba la labor y Miguel Ángel seguía siendo reservado, aunque de vez en cuando entraba para comprobar en primera persona los progresos, entonces Miguel Ángel aprovechaba para pintar la cara de Dios ¿Sabéis de quién es la cara de Dios? ¡¡¡Del Papa Julio II!!! Su ego, se veía satisfecho, todas las representaciones de Dios, la cara de Papa Julio II, aunque él también se retrató ¡Cosas de divos!.


Cúpula Capilla Sixtina


Tras la muerte del Papa, Miguel Ángel hizo un segundo intento de construir su tumba, producto de esto El Moisés, pero tampoco prosperó. Tubo que morir Rafael y Bramante para que consiguiese la total confianza del papado, y es que a Miguel Ángel le faltaba decoro o respeto por la tradición.

Su gran amor le llegó de mano de un hombre Tommaso Cavalieri, la belleza platónica de un señor mayor y un adolescente.

Tuvo una vida longeva para la época, pitando el “Juicio final” a la edad de 60 años, que para la época...


Y esta vez me he metido una charla monumental ¡María Manuela que sé… jajaja! En fin, he aquí el video, aunque las fotos, algún espíritu acompañó a esta bruja durante su estancia, el olor a azufre quizá... El caso que entre la lluvia, que mi cámara las fotos de interior, pichi, picha y además se quedó (inexplicablemente) sin batería ¡Joder! La Sala de los Borgia, no está y algunas fotos son de móvil y otro móvil ¡Conmigo no pueden! Jajaja.





Y si lo queréis ver a lo grande:



YOUTUBE: MUSEOS VATICANOS


14 comentarios:

juancar347 dijo...

Una crónica realmente soprendente.Nadie como una bruja camuflada para desvelar los misterios de la curia vaticana. Comparto ese cúmulo de sensaciones que afloran desde lo que es la pasión por el Arte, hasta la crítica hacia esa acumulación de riquezas características de una religión que comenzó pregonando la pobreza y la observancia como caminos de elevación espiritual y acercamiento a Dios. Un Estado dentro de otro Estado que, con su riqueza e influencia, podría solventar muchos problemas básicos de la Humanidad, como ese debería ser su fin y utilidad. Como apasionado por el Arte, me maravillo; pero como persona, detesto esta lujuriosa acaparación de riquezas. Pero repito, nadie como una bruja con tanta claridad para describirlo. Un paseo cojonudo. Abrazos

Iconos dijo...

Querida Kalma-terremoto: tu relato lenguaraz me ha recordado a un profesor que tuve en la facultad. Tenía fama de loco (llevaba un perrín a sus clases) pero su manera de explicarse era tan apasionante que nos dejaba embobados escuchándole. Nos has dado hoy una clase de historia a lo Kalma, viva, crítica, admiradora. Comparto contigo y con el comentario de Juan Carlos ese punto crítico hacia una institución que predica la pobreza pero acapara algunos de los mayores tesoros de la tierra (sin entrar en otras contradicciones bancarias o de pensamiento) pero también suscribo que, ante tamaña belleza, uno no puede más que quitarse el sombrero, admirar y aprender. Vuelve a Roma, vuelve al Vaticano.

Por cierto, no quiero ni pensar cómo quedó la espalda de Buonarotti tras cuatro años de pintar la Capilla Sixtina. Se me ha ocurrido una "maldad" para el techo de una habitación y no encuentro momento de comenzar precisamente por el temor a la esa maldita posición. Un artista, Miguel Ángel, un bendito que lo resistió y, como cuentas, siguió trabajando cuarenta años más.

Me estoy enrollando como una persiana y sólo quería añadir que... mil besos.

KALMA dijo...

Hola!!! ¡¡¡Muchas gracias a los dos, vosotros que me veis con buenos ojos!!!

Juan Carlos, es difícil encontrar adjetivo para definir tanta riqueza, podría ser apabullante hay tanto y tanto, que llega el punto que te ciegas y no puedes ver, que posiblemente es lo que le pasa a la iglesia católica ¡Se ciega y no ve! Si me dajan volar a mis anchas ¡¡¡Uffffff, flipoooo!!!

Iconos, así que te recuerdo a un profesor con fama de loco, jajaja, pues no soy famosa y soy amiga de esa cita "Ser o no ser", pues ¡¡¡Cómo una cabra!!! Ah, no, que la capricornio eres tú, jajaja, pues como una regadera. Si no lo conoces, tienes que ir y ver con tus ojos, no se puede expresar, ni plasmar tanta riqueza, tanto arte, tanto y tanto, que no se puede ver.
Yo conozco a alguno "muy apañao" y sino "se forma para serlo" y creo, que tengo que pintar algún techo... jijiji.

Besotesss.

Malvís dijo...

Tuve el delicado detalle de recibir un "robado" tuyo de esta Capilla. Y te respondo, lo mismo que dije: " Hasta puedo ver la cara de Miguel Ángel".

Beso

Baruk dijo...

Querida turistakalma, menudo pedazo de entrada!!

Muy interesante y currada, pero no se, no se, te he visto en el vídeo muy formalita y sonriente... no te habrá afectado el "santo" ambiente??

Un beso

PD. Un pajarito me ha dicho que has vuelto a ir de altares... y yo castigada en casa.. cagoendenà!

**

KALMA dijo...

Hola!
Malvís, cuando me enteré que los derechos fotográficos de la Capilla Sixtina lo tenía una empresa japonesa, pensé ¡A por la foto! La cara de Miguel Ángel, con barba, y la de Julio II, como Dios, la creatibidad del genio.
Baruk, en el Vaticano estoy sonrriente porque se me acrecienta el morbo, jajaja, me encantan las historias de los Papas, son... ¡De Lolas!
Síiiii, el sábado volamos por el Duratón ¡Qué sitio más mágico! Y vimos, aunque cerrada.... Ahora te mando unas fotos.
Besos.

Edu dijo...

Bella tuvo que se la experiencia...pero que buena biblioteca saldria de ese sitio...y mejor profesores de arte, que sotanas,jejeje...
Besos

KALMA dijo...

Hola Edu, una biblioteca colosal, con varios tomos dedicados a "como no predicar con el ejemplo" jajaja. Besos.

Borondon dijo...

Muy buena crónica de tu viaje. Sobre la castración de estatuas te diré que, una vez terminada la transición en este país nuestro, el nuevo director del Museo Arqueológico se encontró con cajones donde estaban los penes de las estatuas expuestas, simplemente las habían mutilado y habían guardado esas partes tan "comprometidas" sin etiqueta alguna. Hubo que ir probando de una en una hasta encontrar a sus respectivos dueños. ¿Te imaginas?, al menos los castradores no los tiraron a la basura, al menos no todos.

KALMA dijo...

Hola Borondón! ¡Te echo de menos! Imagino el trabajo "de chinos" y total, no sé que pueden ver, ya lo dice el refrán: "Eres más frío que la picha una estatua" jajaja. Pero si lo piensas ¡Hay que ser gilipollas, para castrar una estatua! En fin...
¡Muchos besotes guapa!

RIVIERE dijo...

Muy guapo todo,arte a saco por doquier según veo...
Pues para que lo sepas,lo que ocultan en el Vaticano Corporation son los miembros de las estatuas,que sí que mueven a la lujuria,que tú bien te fijaste,así que tan desencaminados no van...ja,ja...Qué cafres...
Te imagino frente a una puerta en el Vaticano,pulsando un botón donde pone:"Lo comprendo y deseo continuar"...ji.ji...

Un abrazo.

KALMA dijo...

Hola Riviere! Hay tanto, tanto arte, que te nublas y nada que ver con los chuzos de punta, que también, llega el punto que no "aprecias" por decirlo de alguna forma.
Y por cierto ¿Ande andaran los penes? Otro misterio, jajaja.
¡Ya te digo! Comprendí todo al dedillo, ahora de lo que se debe, a lo que se puede... Y porque pude poco... que sino. Un beso.

Iconos dijo...

Mira bruja, esta noticia te va a gustar:

http://www.publico.es/ciencias/316322/miguel/angel/oculto/cerebro/humano/dios/capilla/sixtina

KALMA dijo...

Iconos ¡Cómo mola! ¿Un cerebro humano en el Dios? Sabes, todavía se están estudiando la de mensajes ocultos que dejó en su pintura, es alucinante lo brillante y extravagante que puede ser la mente de un genio, el se pintó en el Juicio Final como un pellejo que cuelga de la mano de un señor mayor, y que estudió anatomía es verdad... ¡Cómo me gusta!
Besos guapa.